sábado, 23 de junio de 2012

La desrealización.

    Hay personas que con un cierto carácter de sensibilidad -no sensiblería- acceden a una angosta dimensión de lo que es la vida.
    Se revela un interrogante aplastante y doblega al sujeto por su inmensidad acaparadora. Por momentos fugaces, la comprensión halla un punto álgido de percepción que permite detectar el ilusionismo que solapa una realidad ocultada por la aparente. La persona, despavorida, se encuentra en un desconcierto penetrante y enlaza un puente hacia lo que posibilita el sustento de un decorado que oculta otra realidad más vivencial, pero que se nos escurre cuando estamos en un concepto más ordinario.

                               
    Algo se destapa, algo se revela. Se agudiza la percepción y al margen de nuestra voluntad, ésta se manifiesta por el encontronazo ante un cúmulo de sensaciones que dejan bloqueado al sujeto. Se dispara el miedo, temor, crisis... No hay dónde ir, dónde sujetarse. Por un momento, el escenario donde solemos recrear nuestra actuación se convierte en un decorado de cartón piedra, un atrezzo misterioso en donde la angustia se dispara por su pavorosa inmensidad. Se vierte sobre la persona una crudeza que le despista antes de alcanzar la posibilidad de descifrarlo. La soledad se manifiesta más que nunca, no como una idea, no como una recreación, sino como una verdad inmutable en la que estamos inmersos. Es ésta una soledad acaparadora y reacia, generando fricción y un terrible abatimiento. Incluso la misma soledad se retira abandonándonos por completo y dejándonos en una experiencia dubitativa de sobre qué nos sostenemos y sobre qué configuración permite el desarrollo existencial.
    Por un momento la persona ha dejado de ver las dos orillas, está en mitad de un océano. Se encuentra con una dimensión angosta en la que no hay escapatoria porque no hay dónde ir. La sensación de aprisionamiento dentro de la propia vida se hace angustiosa, desgarradora. Uno toma consciencia del tremendo shock de saberse vivo. Se experimenta la fuerte vivencia de que estamos sujetos a finitud sin posibilidad de escapatoria. La propia realidad nos da la espalda, nos deja huérfanos de ella misma en una honda soledad más allá de la ausencia de personas alrededor nuestra.

    La desrealización se torna impositivista, pues de alguna manera no elegimos cuándo adentrarnos en esa dimensión, sino que ella misma nos envuelve con su manto acaparador y dejándonos en una esfera en la que ordinariamente no hay posibilidad de acceder.
    En ese momento de estupefacción, de convencimiento de falsedad en todo lo que nos rodea, se revela una inclinación a descifrar la conquista de sentido último de todo el montaje existencial. Pero de nuevo, el muro de lo ignoto, irrumpe para bloquear el paso y bloquear el acceso que quisiéramos transitar. Nuevamente somos expulsados hacia la realidad aparente en la que normalmente nos manejamos, quedando esfumada aquella que pavorosamente se ha presentado. En ese instante hemos sentido una soledad cósmica fuera de lo común. Nos hemos visto envueltos en una envoltura carnal que es regida por sus propias leyes ajenas a nosotros, y que habitamos un físico corporeo pero que no lo llega a ser todo, pues en ese momento hemos sido capaces de asomarnos a otro tipo de percepción más directa que el que habitualmente estamos acostumbrados.
    Esa realidad desrealizada nos deja una huella de nuestro paso efímero en este plano vivencial. Vivimos como más real que nunca el que algún día el recorrido tendrá su fin y que ese sentimiento escapa a una comprensión racional o intelectual. En ese momento no sólo nos abandona la realidad que nos acapara, sino la mente común, pues en esa esfera no opera como habitualmente está acostumbrada.
    Estos encuentros bruscos son idefinibles e inasibles a la lógica. No pueden ser estirados a la espera de un entendimiento lógico, pues en el momento en que se presenta ya comienza a escurrirse de nuestras manos. Provocar esos accesos también es fallido, porque el intelecto no puede ni acercarse a esa dimensión. Es en el capricho del momento y donde el repentinazo nos da ese ¨toque¨ que termina por girarnos ciento ochenta grados. La persona que ha tenido que vivir y vivirse en ese teatro fantasmagórico, siente que algo ha cambiado. Algo se ha removido en él. Ahora hay algo más. Algo que trata de llamarnos la atención mediante un juego rocambolesco. La vida, en la que tan inmerso se había sentido hasta ahora, se convierte en un simulacro en comparación con esa otra realidad que se oculta tras todo lo consistente.

    Tras esa traumática experiencia de que se insustanciabiliza todo a su alrededor (incluyendo en muchos casos uno mismo -despersonalización-) deja en la persona un choque adicional que rompe con todo lo que anteriormente había conformado. Duda de la veracidad de la realidad, pues ahora el esfuerzo es por sentirla consistente. Haber sentido como se diluía la energía que permite la sustentación de todo lo manifestado, advierte en el sujeto un acercamiento a un estado de locura pasajero, dejando una huella en la persona que poco a poco deberá de ir eliminando. Ese momento de delirio provoca confusión y dolorosa apreciación de una realidad expuesta ante nosotros, pero con acceso a un backstage ocultado hasta ese momento. Se produce una fricción entre realidades paralelas, se tambalea la creencia de qué es o no real, pues aunque haya sido lo más parecido a una alucinación, ha sido vivenciado como la mayor de las realidades.
    Otras veces parece que esa sí es la única realidad, lejos de todo lo manifestado es como si en ella todo quedara depositado y que nunca se terminara de presentar. Es como si se deslizara sobre sus capas y se antepusiera ante nosotros para dar testimonio de su veracidad y después, retornara a su letargo donde reposar. El pavor puede dejar atónito a quien lo experimenta, porque no hay dónde agarrarse ni dónde cogerse. Uno se siente perdido, la brújula ha fallado. El mapa se ha deteriorado y no permite ver su contenido. Se nos oculta un camino que pensábamos que controlábamos a la perfección. La sensibilidad aflora, el alma parece que traduce aquello que no ve los ojos. Parece que uno ha descubierto un truco de ilusionismo en el que estaba atrapado.
    Una vez pasa el vendaval todo vuelve a la misma sintonía. Parece que todo el desbarajuste se vuelve a ordenar ante nuestros ojos. Ya no hay pruebas, todo vuelve a reajustarse como antes. Parece que, juguetonamente, la existencia nos ha gastado una broma macabra, nos ha invitado a una especie de escondite donde participan, no sólo los objetos visibles y tangibles, sino todo lo que pertenece a la esfera de lo inanimado e inmanifestado. Jugar se convierte en un desafió, porque nadie conoce sus reglas ni cómo terminará el juego. La situación se ha desvanecido sin dejar rastro. No hay ninguna prueba concreta de lo que ha sucedido. Tan sólo la sensación de atino o desatino, porque quizás ese intervalo desconcertante sea como un muestrario reducido de la inconmensurable vastidad de la existencia.
    Ese sabor de boca puede quitar el apetito o despertarlo, según se proceda. Quizás, ese sabor amargo sea un primer plato de otro más rico y dulce. ¿Quién sabe? El hecho es que a quien le suceda repetidas veces debe proceder a destinarle un significado para que no quede en una estéril sensación desagradable y, quizás, sea el indicativo de que debemos no conformarnos y rastrear esa otra realidad que se va escurriendo de nuestra compresión reducida.

    La desrealidad va de la mano de orígenes de ansiedad. Puede llegar a ser una de sus maneras de posicionarse ante nosotros, pues esa fragmentación del exterior no es más que la misma división de nuestro interior. Los estados ansiógenos pueden desencadenar ese punto álgido de desrealización donde todo lo que está rellenado pierde sustancia y nos convierte en espectadores de ese cruce de sensaciones que terminan por desgarrarnos. Ese estado puede alcanzar el miedo o pánico, creando un círculo vicioso y donde su representación alcanza el grado de fantasmagoría.
    Una vez la persona experimenta este tipo de sensaciones, se puede crear cierta sospecha a que puedan producirse de nuevo, y cualquier factor estresante puede desencadenar el detonante para que se active. El cuerpo se prepara para la huida, pero ¿adónde? No hay más lejanía que nosotros mismos, ni más cercanía que nuestra propia realidad. Podemos huir de todo menos de nosotros mismos. Dan ganas de pedir auxilio, pero ¿a quién?
    Aunque sí que es cierto que ciertas medicaciones pueden servir de gran ayuda, siempre apelaré a que ciertos desajustes internos se resuelvan en su lugar de origen. Para ello hay un gran arsenal de herramientas que permiten integrar a la persona para no sentir esa sensación de división ,tanto exterior como interior. Yoga, meditación, pranayama, enseñanzas, cambio de actitudes... Quien no lo vive no lo entiende. Además, quien lo padece debe cargar con la incomprensión por parte del resto, pues ni por asomo asocian ese estado a su historial de vivencias presentadas.
    El buscador pone en marcha un mecanismo de rastreo tras experimentar esas experiencias, pues como una puerta entreabierta, permite vislumbrar un rayo de luz en mitad de la oscuridad. Tratará de estar más atento, más consciente y, si se vuelve a presentar cruzará ese túnel angosto y llegará a recorrerlo hasta el final.


    Para el buscador es un motor que le moviliza a desperezar ese potencial oculto interno, ya que interpreta estos accesos como una especie de duermevela espiritual, donde la cruda desrealidad nos aborda para indicarnos que aún no debemos desfallecer en el intento de alcanzar el despertar de la consciencia. El buscador trata de conciliar ese conflicto que se le presenta para transcenderlo y avanzar en el sendero espiritual.
    Al igual que en un bloque de mármol la estatua ya se encuentra dentro. Debemos tallar hasta alcanzar la verdadera esencia que nos insufla y permita reconciliarnos a una realidad más elevada, y evitar así, la enemistad existencial.

51 comentarios:

  1. Me ha encantado como lo has explicado.

    ResponderEliminar
  2. doloros,si, y algo cambio en mi... :). Eso es exactamente lo que me sucedió hace 5 meses y lo has explicado tal cual proceso. gracias :)

    ResponderEliminar
  3. uf!...es tan difícil de explicarlo, así como de vivirlo. Pero en la búsqueda de entender por qué nos pasa ésto, me siento muy identificada con la forma en que lo "traduces". También le doy ese sentido "espiritual-existencialista" para darle el giro de lo horrible y negativo, a la oportunidad maravillosa que se nos da a través de éstas sensaciones para nuestro despertar. Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  4. Me alegro que te sientas identificada, es algo muy difícil de explicar, pero lo más importante es que nos permita desplegar nuestro potencial de autorrealización.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  5. A mí me pasó a los veinte años y me puse en manos de psiquiatras, a base de medicamentos superé el tremendo panico y depresión que me causó. Luego intenté ponerle sentido pero a base de delirar y otra vez caí en manos de psiquiatras que me inflaron a venenos. La última vez hace tres años decidí buscar el sentido de lo oculto sin manifestar conductas extrañas y fue una experiencia terriblemente intensa, mística diría yo, que concluyó y seguí con mi vida normal pero contando con mejoras en mi personalidad y capacidades, ahora ha vuelto la desrealización y para mí es tan dolorosa que voy a tener que ponerme en manos de un psiquiatra otra vez, solo que también iniciaré un trabajo personal y espiritual, no solo de búsqueda interior, sino también con la ayuda de guías.

    Nunca había pensado que algo así pudiera describirse tan bien, gracias, mitiga un poco la soledad que siente uno al intentar explicarlo el que haya otros que lo hayan pasado y que coinciden en lo brutal de la experiencia. Aunque no mitiga la soledad en medio de esa tormenta, eso es imposible.

    Gracias una vez más.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por valorar la descripción de algo tan indescriptible. Es muy difícil manejarse con unas sensaciones tan tremendas, pero no imposible. Mi experiencia es que nunca quise tomar medicación, aunque en muchos casos no hay que descartarlo, pues puede servir y eso es lo importante. Si en cambio, te aconsejo que investigues el yoga como tu medicación personal, pues ofrece técnicas que favorecen la integración y deshace esa sensación de fragmentación de la realidad. Todo surge en uno y en uno se debe combatir, pues todo esto hay que interpretarlo como cuando sube la fiebre y nos indica que debemos actuar. Espero que poco a poco mitigue y quede como una ¨peca¨ en nuestro rostro espiritual.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. "La existencia nos juega una broma macabra"...nunca mejor expresado. Yo hace dos días que descubrí que lo que me pasaba era esto aunque de forma leve. Para mí el no saber qué me pasaba y no poder ponerle nombre era lo que me atormentaba. Ahora que lo he descubierto y mi médico ha comprendido lo que le relataba, es cuando de verdad estoy saliendo de este mundo irreal. Ánimo a todos!

    ResponderEliminar
  8. Vivir estas experiencias pero no saber etiquetarlas generan más angustia e incertidumbre aun si cabe. Cuando yo lo viví hace ya más de diez años, nadie sabía decirme que era y eso me hacía pensar que me estaba volviendo loco. Por suerte hoy puedo utilizarlo como un instrumento de alarma que me indica que debo seguir progresando en mi senda interior. Yo le di el carácter espiritual con lo que pude aportarle un sentido. Cada uno debe proporcionar lo que considere para, o bien transcenderlo, o emplearlo como un trampolín para automejorarnos.
    Me alegra que el artículo pueda arrojar una pequeña luz a todos los que se encuentren inmersos en la oscuridad de la desrealización.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. De repente ya nada es igual. De repente no entiendes nada, no sabes qué te pasa, por qué todo sigue siendo igual pero diferente para ti. ¿Qué pasa? Todo lo normal ya no lo es, ni tu misma. Tus ojos te están engañando, no puedes luchar contra ellos, te agotas. De repente eres prisionera de ti misma, tú eres tu propia cárcel, no puedes escapar…sólo cuando los cierras o te duermes. Cuando despiertas vuelves a tu vida de mentira, esa que sin saber cómo ni por qué se ha instalado en ti y de la que no puedes salir. Va contigo a todas partes, no te deja. No la entiendes ni te entienden. Las palabras para describirlo no las encuentras, no existen, la cárcel se hace más agobiante. El mundo se te echa encima, las calles, los edificios, tu propia habitación, el cuarto de baño, es más grande…más pequeño, la bañera está más lejos, es más estrecha…Te miras al espejo, no puedes verte bien, tú quieres, tus ojos no. Tu cara está rara, tus ojos, tus labios…esta no soy yo. Intentas distraerte, sales con amigas pero estás en otra atmósfera, aunque estás pegada a ellas, estás lejos, tu cerebro no reacciona como antes, haces un esfuerzo grande y no consigues nada, sólo llegar a casa exhausta y triste porque de repente, ya no puedes ser tú.
    Un mes después de haber estado buscando desesperadamente una razón, una palabra, una luz que te explique lo que te pasa, encuentras una palabra. Lo que describe se parece, piensas, lees, personas, no estoy sola. Al día siguiente encuentras una persona que al hablarle de tu extraña sensación te comprende…y sabe lo que te pasa, aparece en su boca otra vez la palabra. Me escucha, me entiende, me ayuda. No desaparece, pero sí desaparece el peso de la incertidumbre. Me da esperanzas claras. Necesito una pequeña ayuda pero lo acepto porque necesito terminar con esto ya. 10 días después pasa lo que ya había olvidado: estoy un rato sin notar esas sensaciones, mis ojos me dan un respiro, me olvido. Sólo ha sido una hora, pero ahí llega otra esperanza. Poco a poco esa hora se va estirando y los ratos son más largos, voy volviendo, voy siendo yo, muy poco a poco, pero estoy llegando. Mi primera salida sola a una actividad rutinaria de antes.. he podido..satisfacción plena. Después estoy muy cansada pero estoy contenta. Poco a poco mis ojos van volviendo, “cada vez me siento más yo”…estoy despertando. Mi primera cena fuera de casa después de 3 meses…al principio rara, al final “yo”. Unos días después consigo estar varias horas fuera…al final me canso, pero resisto, yo puedo. Tengo algunos días de bajones pero vuelvo a estar bien.
    Ahora después de 4 meses, puedo decir que sólo al final del día esa sensación intenta aparecer sutilmente, lo acepto, descanso, al rato, desaparece. Sé que va a desaparecer por completo, sólo necesito un poco más de tiempo, pero lo conseguiré, lo sé.
    No intento buscar ya los porqués, no sirve para nada. He luchado y estoy ganando…y estoy aprendiendo. Aprender a “ver” otras cosas que antes no veía…no sé si esto ha sido una lección de vida, pero ha hecho que cambie algunas “percepciones erróneas”. Me hubiera gustado escribir esto en pasado, como algo totalmente acabado, pero tengo la certeza de que lo podré hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. QE LINDO QE TENGAS TANTA FE YO ESTOY PASANDO POR LO MISMO Y TAMBIEN SE Q ES CUESTION DE TIEMPO .. SOLO FIJATE DE COMO ESTABAS ANTES Y COMO ESTAS AHORA ANTES NI SI QIERA SABIAMOS D Q SE TRATABA AHORA YA SI Y COMPRENDEMOS MAS .. NUESTRA MENTE Y CUERPO ES TODO UN MUNDO Y EN EL MUNDO EXITEN COSAS INEXPLICABLES Y COMO ESTO MILLONES DE COSAS TODO PASA Y TODO TIENE SOLUCION MENOS UNA COSA UN BESO BENDICIONES

      Eliminar
    2. DEJO MI EMAIL aseffyamiih@gmail.com para los qe les interese .. hablar sobre esto

      Eliminar
    3. Totalmente sierto muy claro y muy sierto me identifico totalmente cual tal asi me paso ,,, dure un año con ansioliticos ,, pero solo dios sabe porq me mando un bebe en medio de tanta ansiedad asi que tuve que enfrentarla tal cual sin disfraces mi bebe nacio enmedio de una fuerte desrealizacion y despues de cuatro meses de que mi bebe llego empiezo a ver la luz empiezo a ver mis ojos a ser yo tal cual se describe arriba,, a no pierdo la esperanza que todo esto desaparesca totalmente y pueda disfrutar a mi bebe total y plenamente de verdad gracias es bueno saber que no estamos solos y que hay alguien que nos comprende saludos

      Eliminar
  10. Algún día lo escribirás como pasado, y será como una pequeña ¨peca¨ en tu alma. has descrito muy bien ciertas sensaciones que nos dejan aprisionados en nuestra propia cárcel, pero también muy bien, como vamos saliendo poco a poco de ella. Te animo a que sigas así y te sigas descubriendo a ti misma. Será tu mayor adquisición, tu mejor recompensa.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. entre y lei atentamente lo expuesto por raul como asi tambien la experiencia de cada uno.

    yo simplemente quiero compartir con cada uno que lea mi comentario lo siguiente.

    tengo 24 anos y aproximadamente 8 de transitar por ese sendero de la "desrealizacion"

    es realmente dificil de describir, por lo que admiro al autor y a cada uno de los foristas por la autenticidad y sinceridad de sus sensaciones.

    mi humilde consejo y sugerencia para todos y cada uno de ustedes es el siguiente:
    LO QUE LES ESTA PASANDO ES UNA BENDICION ! CREANME QUE ESTAN CONECTANDO CON EL MUNDO REAL... EL FAMOSO MUNDO DEL 99% (alusivo metaforicamente al mundo INTELEGIBLE de "la alegoria de la caverna" ) ..... POR LO TANTO NO SIENTAN TEMOR... NO COMETAN LA LOCURA DE MEDICARSE Y ENTRAR EN UN CIRCULO VICIOSO... NO ES NECESARIO! SOLO TRATEN DE EXPANDIR SU CONCIENCIA .. VEAN EL VASO MEDIO LLENO... ENTIENDAN QUE LO QUE LES ESTA PASANDO TIENE UN PROPOSITO Y TENGAN UNA ACTITUD PROACTIVA. ENFRENTEN ESO QUE CONSIDEREN UN PROBLEMA Y SAQUEN EL JUGO DE ESA EXPERIENCIA AUTOREALIZANTE !!! Y LO MAS IMPORTANTE AUN... UNA VEZ QUE LOGREN ENTENDER QUE ES UNA BENDICION, COMPARTAN SU EXPERIENCIA E INFORMACION CON LA MAYOR CANTIDAD DE GENTE POSIBLE! IMAGINENSE CUANTA GENTE NO PUEDE EXPRESAR POR DIF MOTIVOS LO QUE SIENTE Y ESTA ATRAVESANDO UNA CRISIS TOTAL !! OCUPANDONOS DEL RESTO EL UNIVERSO SE ENCARGA DE NOSOTROS!!!

    LA VERDAD NO SUELO COMENTAR EN FOROS Y LO ATRIBUYO ERRONEAMENTE A MI FALTA DE TIEMPO VICTIMIZANDOME OBVIO!

    PERO SENTI LA NECESIDAD DE HACER ESTE COMENTARIO PORQUE ESTOY SEGURO QUE LA SOLUCION ESTA COMO DIJO EL AUTOR DENTRO DE USTEDES ! Y ME ENCANTARIA CONTAGIARLES ESTA CERTEZA DE LA CUAL NO TENGO NINGUNA DUDA Y PREVENIRLOS DE CUALQUIER OPINION SUPERFICIAL Y VACIA (SIN SUBESTIMAR NI JUZGAR A NADIE) QUE CUALQUIER PERSONA LES PUEDA HACER POR FALTA DE CONOCIMIENTO Y EXPERIENCIA PROPIA

    SI ALGUIEN NECESITA HABLAR LES DEJO MI MAIL PORQUE NO SE COMO SE CREAN USUARIOS ETC

    one11bethechange@hotmail.com

    pd: cada vez que atraviesen una situacion o experiencia "rara" "diferente" dejenla fluir... traten de analizarla... no se asusten... no teman.... la realidad la creamos nosotros mismos....

    hay una pelicula que vi hace apenas unos dias que me parecio excelente y se las quiero recomendar

    the big fish !

    denme bola.. no se van a arrepentir ! es alucinante y con la conciencia adecuada deja un mensaje clarisimo!


    BeTheChange you want to see in the world.

    ResponderEliminar
  12. Magnífica descripción, con un sentido positivo sobre la desrealización.

    Pienso que si no fuera por la incomprensión del resto (la mayoría de veces no comprenden porque ni siquiera me atrevo a explicar nada) sería feliz con mi desrealización, a mí no me molesta. Pero el tener que disimular, que te estén hablando y que la vida siga a tu alrededor, sin que tú puedas dejar fluir libremente esa sensación de libertad interior, eso es lo que me angustia. A veces creo que al final el único miedo es lo que los demás piensen, acabar en un manicomio por el mal juicio de familiares o amigos. ¿Cómo discernir esa sutil iluminación de la locura patológica?

    Un abrazo al creador de este blog, es una gran ayuda.




    No me molesta tener un mundo propio, una realidad solo mía. O será que como el mundo no me gusta he inventado otro en mi cabeza.

    ResponderEliminar
  13. Lo primero, gracias a todos por atreverse a comentar sobre un tema tan delicado. Es muy difícil poner en palabras algo tan inasible a lo que entendemos por ¨real¨. Cuando sucede - o nuestra mente nos engaña con ello- es como si se desmantelara todo el escenario en el que nos sentimos inmersos. Ya uno no sabe si eso es lo real, o cuando no sucede es lo verdaderamente real, pero en nuestro interior se vivencia como real y deja una estela para rastrear en la que uno no sabe si seguir o quedarse a las puertas. Todavía sigue siendo un tema tabú, estamos -para que me entendáis- como saliendo del armario, porque este tema se etiqueta, o bien como que estamos locos, o bien como que son imaginaciones nuestras porque no tenemos la suficiente ocupación en nuestras vidas. Quizás sea una expresión de nuestra sensibilidad, una manera de indicarnos que hay ´algo más¨de lo que ven nuestros ojos. Pero el hecho en sí sigue siendo desconcertante, por eso, por mi experiencia, el rumbo fue tomado hacia el interior, ya que es de ahí de donde procede. Es una manera de darle la vuelta al asunto, ya que llega un momento en que uno se puede sentir -para que me entendáis de nuevo- como con una cierta minusvalía psíquica, ya que parece que no volveremos a tener vida normal, por lo menos como anteriormente a estas experiencias concebíamos. Yo lo tomo como una alarma, un despertador, un termómetro interior que me indica algo, que me grita que me movilice. ¿Hacia dónde? No lo sé, pero esta claro que afuera no encontraremos las respuestas, porque afuera sigue representándose la función, una función que nos obliga a representar un papel hasta que baje definitivamente el telón.
    Queridos amig@s, sea o no real, sea o no la máxima verdad, la realidad manifiesta que queda solapada, hagamos por integrarnos en nosotros mismos. Eliminaremos en la medida de lo posible esa fragmentación interior, y nuestra consciencia, como decía un forista, se expandirá notablemente.
    Saludos, fuerzas y ánimo a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,llevo 37 años viviendo con desrealización,desde que cumplí 13 y tengo 51,comprendo y comparto profundamente todo lo que han descrito sobre las sensaciones pues así ha sido mi vida,los primeros años tenía esperanzas de que un buen día amanecería todo como antes...nunca sucedió.La sensación de estar soñando es tan fuerte que andar sola en lugares nuevos o manejar puede llegar a ser aterrador,para mí sí ha sido una minusvalía psíquica... no es fácil vivir con esto,ni lograr estabilidad emocional,gracias por dejarme saber que no estoy sola en esta situación,por favor sigan escribiendo,ojalá entre todos podamos arrojar luz para entender cual es el propósito de nuestras vidas desde la desrealización...un abrazo

      Eliminar
    2. Claro que no estás sola, somos muchos y más aún quienes lo viven en silencio, sin poder expresarlo por miedo a rechazo o a que te califiquen de loco, y es por una sencilla razón: quien no lo ha vivido no puede opinar. Desde fuera se ve como tontadas, como que no estamos lo suficientemente ocupados y nos entretenemos en cuestiones que alguien ¨normal¨ni se asoma. Pero déjame decirte algo, quien vive estas sensaciones puede desplegar una sensibilidad y comprensión lejos del alcance de lo común, y es la manera en la que podemos ayudar a los demás. De hecho, cuando decidí escribir el artículo, el principal motor era que pudiera caer en manos de quien lo necesitase, y como bien dices, no sentirse solo.
      Saludos.

      Eliminar
    3. Roxana te entiendo completamente. desde los 8 años comencé a experimentar la desrealización y aunque por épocas dejo de sentirme extraña y ver la vida como un sueño o algo irreal, hay momentos como ahora, donde la sensación se duplica y te hace sentir como un bicho raro. he ido a medicos y sí me han prescrito medicamentos, pero TODO sigue igual. Le oro a DIOS y en ocasiones le pregunto por qué me tiene que pasar esto? no soy Feliz viviendo con esto. No estamos solos. y si es cierto muchos callan para no ser catalogados como locos.

      Eliminar
  14. Hola a todos.
    Pase un fuerte episodio de desrealización hace ya 4 meses por una mala decisión de probar la marihuana. Percibía el mundo de un modo completamente distinto y sin matiz emocional. Estaba con mis seres queridos pero me sentía en infinita soledad. Estaba totalmente aterrada y me frotaba los ojos continuamente pero aquel mundo vacío no desaparecía. Después una ruptura sentimental que me dejó bastante mal...y no podía casi sentir emociones. Tampoco los profesionales me entendian tan biwn como hubiera deseado. Ahora no sufro casi de irrealidad, pero toda esta etapa de cambios me ha abierto un canal hacia mi conciencia, me conozco más que antes y aprecio cosas que nunca habría imaginado. Me siento totalmente distinta y me ha ayudado mucho escribir (por aquí os dejo la dirección de mi blog). No sé si es normal lo que me pasa pero me siento aun muy insegura y vulnerable. Alguien me puede decir algo? Un abrazo muy fuerte a todos.

    ResponderEliminar
  15. burbujadecristal@blogspot.com

    ResponderEliminar
  16. La experiencia no deja de ser un shock, y por ello, el miedo a que se repita se perpetúa en nosotros. Se convierte en un círculo vicioso, por el miedo se retroalimenta y puede sabotear cualquier circunstancia de nuestra vida. Te animo a que sigas utilizándolo como vía de autoconocimiento, y a la par, ir ganando el terreno a la inseguridad. Como ves es uno de los artículos más comentados, con lo cual no estás sola.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  17. Hola a todos.
    He participado en este blog con un par de comentarios cuando empece a sufrir la desrealización y estaba tan perdida. Ahora, de igual forma, quería compartir con vosotros un mensaje de aliento, mi desrealización ha desaparecido por completo. Fueron meses muy duros, primero al no saber qué me pasaba y después sufriendo ese lentísimo camino en el que nunca ves el fin. Afortunadamente el fin llego, todo volvió a ser como antes, incluso mejor, puesto que valoro mucho mas todo lo que tengo.
    Sé que cada caso es diferente pero si a alguien le sirve este comentario para tener un poco de esperanza, quiero que sepa que sí es posible volver a tu vida real.
    Un abrazo a todos, mucho ánimo y gracias al autor del blog por dejar compatir nuestras vivencias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar un mensaje de aliento. Como bien dices, este paseo por el infierno nos hace valorar lo que dábamos por sentado. Me alegro que puedas compartir con todos nosotros tu mensajes de esperanza.
      Saludos!!

      Eliminar
  18. Hola MariPi, podrias explicar como has salido de esta prision?

    Estoy ya desesperado, llevo desde los 17 años así, ahora tengo 32. Conseguí no tener los síntomas durante unos años a traves de Paroxetina y Rivotril pero al final el remedio es peor que la enfermedad y la medicina no sirve para nada.

    Quiero volver a ser yo, quiero sentirme plenamente. Estoy tranquilo, he aprendido a vivir con ello, también me ha enseñado lo importante que es gozar de todas las cosas pequeñas en esta vida, pero ya no puedo más.

    Quiero volver, quiero volver y no se como...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad Francesc es que pienso en mi caso ha sido algo leve puesto que en 6 meses volvi a estar bien. Mis comentarios son el del 9 de noviembre de 2013 y 30 de enero de 2014 por si quieres ver mi evolución. Sinceramente a mi si me ayudo tomar un ansiolítico en muy pequeña cantidad y tener un medico que me entendió siempre y me animó y aseguró que todo pasaría.
      Espero de verdad que puedas superar esto. Un saludo.

      Eliminar
    2. Me alegro mucho por ti y te agradezco los ánimos! un saludo.

      Eliminar
    3. A veces la sensación es la de un callejón sin salida. Por ello me animé a escribir este artículo, para en lo posible orientar en lo que esté en mi mano. Cuanto más luches más conflicto creas. Trata de aceptarlo como una parte más de ti, pero no por ello rendirte, es decir, enfréntalo desde la firmeza de mente. Hay técnicas, hay herramientas, y sobre todo, la actitud. En estos momentos todo te puede parecer cuentos chinos, porque estás desesperado, es una noche oscura que has de atravesar, pero le sigue el amanecer, de eso estate seguro. Cada uno es un mundo, por eso es difícil aconsejar. pero lo importante es que algo nos une, y si muchos lo superan, por qué no íbamos a poder nosotros??
      Ten coraje y al igual que nuestra amiga, dentro de poco habrá sido una pesadilla de la que has despertado.
      Saludos!

      Eliminar
  19. Otra noche que pasa sin poder dormir, esta ves me tope con este blog que me llamo la atencion la manera con la que explicas esto de la desrealizacion, me canse de buscar y leer acerca de este tema en todo internet y es la primera ves que me siento tan identificado, por lo cual te felicito esto da un poco de esperanza a todos lo que lo sufrimos.
    En mi caso en particular todo comenzo en Agosto de 2013 aprox yo venia con mucho estres por problemas emocionales que arrastraba desde chico y problemas con mi pareja, inconformidad con mi trabajo, etc.
    Lo cual me desencadeno una noche comun tras salir de una ducha una especie de sensacion de irrealidad seguida de un fuerte panico y desesperacion. A partir de ahi algo cambio en mi, nunca volvi a ser el mismo hasta hoy. Al mes de este suceso comenze a hacer terapia por 1ra vez en mi vida y me dieron medicacion, un antidepresivo (paroxetina) y un ansiolitico creo (clonagim 0.5) estuve 6 meses medicado y decide dejar la medicacion porque estaba mas tranquilo la desrealizacion no se habia ido pero no tuve nunca mas ataques de panico, ni crisis de ansiedad ahora los sufria en silencio sin sintomas fisicos. Lamentablemente a los pocos dias de terminar la medicacion, todo volvio a ser como antes por lo que tuve que volver a tomar los mismos medicamentos por 6 meses mas hasta principios de diciembre de este año que decidi volver a dejarlos junto con la terapia porque me sentia estancado y porque comprendi que la medicacion no cura sino mas bien te pone en un estado de tranquilidad parcial y comprendi tambien que la mejor manera de combatir los miedos es enfrentandolos.
    Llevo 20 dias sin tomar absolutamente nada y tengo que decir que es dificil porque los sintomas estan todos los dias algunos en menor frecuencia pero estan, hay dias como hoy que no puedo dormir, simplemente no siento sueño y vivo con un gran temor a volverme loco a que esta sensacion termine tomando el control completo de mi mente y que en algun momento me crea que de verdad nada es real y haga alguna locura es un miedo horrible. Se lo que se siente que ni tus fliares ni tus amigos pormas que te escuchen y te digan que te entiendan, saber que no es asi que nadie que no viva esto puede entenderte y la profunda tristesa, incomprension y soledad que eso te genera.
    Pero bueno tambien creo que todo pasa por algo y que hay q intentar aceptar las cosas como son si bien del dicho al hecho hay un largo camino por lo menos me queda esa base de esperanza.
    La semana que viene voy a retomar la terapia con una psicologa nueva e intantare seguir haciendo mi vida lo mas normal posible seguir trabajando, llendo a la facultad, haciendo ejercicio y tratar de encarar este tema desde algun lado mas natural y espiritual que no sea la medicacion ya que despues de un año si bien mejore mucho no me cure y no creo que sea el camino.
    Desde ya muchisimas gracias por este espacio y gracias de nuevo raul por tus palabras tan acertadas al describir esta terrible sensacion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Facundo, por comentar. Todos necesitamos saber que no estamos solos en esta broma macabra que nos juega la existencia, por ello hay que intentar no dejarse y vencer y siempre seguir luchando hacia delante.
      Saludos!!

      Eliminar
  20. Hola mi nombre es Marta, yo también he estado unos días con irrealización, una pesadilla como le llamo yo... me obsesioné con la búsqueda del SER interior hasta el punto de ver ego por todas partes, el mundo estaba lleno de gente falsa, me sentía muy sola, muy rara en un mundo k era el mismo en apariencia pero lo notaba muy extraño, kizá la solución hubiera sido hacer el esfuerzo de mirarme a dentro para encontrar mi propio ego, k ya se sabe k los demás son nuestro reflejo... pero no lo conseguía, aún sabiendo k el ego no soy yo, seguía creyendo k sí lo era... me sentía totalmente sola, como si no perteneciera a este mundo de locos, mi madre me miraba fatal y esto es lo que peor llevaba... pero hoy he vuelto más o menos a la realidad de los locos egocéntricos, por lo menos es más agradable y conocido k esta pesadilla al darme cuenta k yo no era especial ni espiritual ni superior a ellos por estar buscando mi SER, sinó k seguía siendo un ego k buscaba el SER... esto me ha hecho entrar en razón y volver a sentirme parte del mundo, aunque sé k es un mundo irreal lleno de egos, para estar preparado para reconocer nuestro SER primero tenemos k estar bien enraizados en la tierra, amar, ser conscientes de todo lo material k nos rodea... También pienso k mientras estaba en la irrealización y casi me entra un ataque de pánico por culpa de mis pensamientos de querer buscar y buscar algo k no pueden encontrar pk es imposible ni k lo puedan comprender... k tendría k haberme rendido al sufrimiento como dice Eckhart Tolle y kizá ahi hubiera trascendido el ego, se hubiera esfumado y sólo sería SER y estaría súper feliz, en paz, en armonía y amando a todo el mundo... ahora ya nunca lo sabré... kizá si me llega a pasar esto, al hacer tantos años k estoy encerrada en mi mente, k no tengo consciencia de mi cuerpo, de mis sentimientos de amor etc. me hubiera convertido en una eskizofrénica de estas con túnica que van bendeciendo y regalando paz y amor a la peña...
    Gracias por compartir vuestras experiencias, no me siento tan sola, aunke no quiero volver ahi a no ser k sea la única manera k existe de encontrarme conmigo misma y con la VERDAD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún sintiéndote fuera de la manada, vivimos en sociedad, y como bien dices estamos rodeados de egos. Pero a veces hay que ver la vida como in inmenso carnaval en el que cada uno lleva su disfraz. Te encontrarás de todo, al igual que podemos parecer raros a ojos de los demás, pero así es la interactuación. Lo importante es ser feliz de la manera más noble posible y extraer aprendizaje de estas experiencias tan dolorosas.
      Gracias por comentar.
      Saludos!

      Eliminar
  21. AMIGOS Y AMIGAS!!
    Muy contenta de volver a comentar este increíble blog de Raúl Santos!
    Yo ya escribí aquí hace unos meses y la verdad que mucho ha llovido desde entonces...deciros para los que acabéis de sufrir esto que por favor no os obsesionéis, que sintáis la realidad, que useis los sentidos y disfruteis del sentir, que conecteis con vuestro ser interior y escucheis los mensajes que tiene para vosotros, que consigáis esa reconciliación que en el fondo es el objetivo de esta desrealización. Que no lucheis contra nada, que os dejeis fluir, que améis a las personas que están a vuestro lado. Y sobre todo deciros que no os cuestioneis la realidad más de dos minutos (yo casi me vuevo loca de tanto hacerlo). La realidad no es cuestionable, simplemente nos es dada para que la captemos y disfrutemos. Somos parte de ello.
    Buscad la reconexión mente y cuerpo, porque hasta que no se sientan en unidad no alcanzareis esa plenitud que se ha escapado.

    Todos somos iguales. Nadie está solo =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por este mensaje tan esperanzador y positivo. En efecto, estas sensaciones deben servir para alquimizar todo nuestro potencial, sino es sufrimiento estéril. La realidad al fin y al cabo no es únicamente la que sentimos, sino la que vamos creando de momento a momento, por eso es tan importante conectar con la instantaneidad, y como bien dices, integrar cuerpo y mente.
      Gracias por compartir!!

      Eliminar
  22. Hola!!! Qué esperanzador leer esto. Tengo 25 años y sufro desrealización desde hace más de un mes. En los últimos días no he tenido la sensación de irrealidad pero estoy obsesionada con la existencia y es muy angustioso... Es normal? Como conseguisteis salir de esta fase? Muchas gracias, quiero volver a vivir feliz!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Clara, desde luego que hay esperanza, de hecho fíjate toda la fila de comentarios que hay en este post. Tener este tipo de percepciones no deja a nadie indiferente, pero no hay que angustiarse, sino verlo como una pequeña rendija que nos deja ver más allá. Pero la vida de cada día está ahí, y es la que debemos vivir con intensidad y consciencia.
      Saludos!

      Eliminar
    2. Muchas gracias Raúl! ¿Durante cuanto tiempo lo sufriste tú?

      Eliminar
    3. Empecé más o menos con veinte años. Hasta los veinticinco o así eran sensaciones muy intensas. A día de hoy es algo que debo controlar, y lo remito con vida saludable: ejercicio intenso, yoga, meditación, pranayama, lecturas, escribir... Va como por picos, pero lo más importante es que trato de buscarle un sentido para que no quede en sensaciones de malestar únicamente.

      Eliminar
    4. Gracias Raúl, podríamos hablar por email o whatsapp? Creo que podrías ayudarme mucho. Te dejo mi email aquí por si me puedes escribir clara.sanchez.g@gmail.com muchísimas gracias!

      Eliminar
  23. Hola:
    Yo vivo sensaciones de que todo lo que me rodea no es real y que sólo mi mente las ha creado. Que en realidad, mi ser, que a la vez no existe, está en un vacío. Y me atormenta muchísimo, el hecho de creer que es real lo que siento y que nada exista alrededor, ni tampoco yo misma.
    Des de que me invaden estas sensaciones, ya nada tiene sentido para mí y me gustaría poder salir de la realidad en la que vivo, desde que he experimentado que nada existe. Pero no sé como hacerlo. Es horrible el conjunto. Agradecería me aconsejárais. A veces he pensado que es un mecanismo de escapatoria de la realidad, la cual nunca he aceptado: un mundo donde los seres no tienen las mismas oportunidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese sentimiento de vacuidad es el que debe ser rellenado, pero es un sentido que debes darle tú. Puede que escapar de la realidad sea una manera de coger oxígeno en un mundo que no aceptamos, pero nos produce angustia, quizás por ello lo importante es jugar con el fuego sin quemarse, aceptar esa desrealidad e integrarla a nuestra verdadera realidad, que no es la que nos imponen.
      Saludos.

      Eliminar
  24. hola
    me siento muy identificada con lo que dicen
    es increible saber que esto que nos pasa existe que muchas personas lo padecen que no estas solo que no estas loca.Yo tengo 36 años y que me acuerde siempre e vivido en un mundo irreal .Pensaba quien me va a entender como exlicar lo que me pasa.
    Cuando pasaban cosas importantes en mi vida por ejemplo el nacimiento de mis hijas yo pensaba porque lo tengo que vivir asi no es real.
    Ahora hace un tiempo estoy viendo una sicologa ella dice que tengo una fuerza increible que a pesar de todo pude hacer mi vida, y que es un metodo de defensa que tiene mi mente para defenderse de las cosas brutales que me han tocado "vivir".Espero me pueda ayudar para mi haber llegado a ella que me entendiera que tambien les pasa a otros y el estar haciendo algo por esto en un paso gigante.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como puedes ver, muchas personas comparten este mismo sentimiento.
      Hagamos por convertirlo en algo que nos ayude a crecer y no que nos destruya como parece que va a ser.
      Saludos!!

      Eliminar
  25. Hola! Me animé a escribir, es un remanso escuchar lo que nos toca vivir desde otra mirada y saber que no estamos solos...Me duele tanto el yo! Y no se que hice para merecer tanto dolor pero quien soy yo para no tener que vivirlo? Aunque me puedan decir loca ( que es lo que siento) voy a seguir el camino de buscarle otra vuelta a esto que duele y marca tanto como lo son DPDR, y si alguien quisiera hablar le dejo mi mail, que bien me haría compartirlo con alguien más...noecialt2@Gmail.com...ánimos a todos que no estamos solos

    ResponderEliminar
  26. Hola chicos, la verdad que yo no suelo escribir en foros siempre actuó como espectador. Os contaré mi experiencia muy rápida. Sufro de desrrealizacion y despersonalización desde hace un mes y pico, mi vida cambio de un segundo para otro, al principio sentía mucho mucho miedo no entendía que me pasaba veía todo extraño como lejano a mi.. Poco a poco me sentía mejor, pero hace unos días tengo una obsesión por preguntas existenciales horrible.. No me dejan estar en paz en ningún momento es contaste y es una angustia horrible.. Espero de corazón que esto no dure mucho, ni años como he visto gente que lleva 30 años con esto... ES DE LOCOS! Yo no quiero que me pase eso... Aun así animo a todos lo que estáis pasando esto y Alivia el saber que no estamos solos. Ojala en unos meses os vuelva a escribir y saber que todo ha pasado. Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola. Quiero comentar que la primera vez que sufrí de estos trastornos tardé mucho en recuperarme.
      Y hace cuatro meses debido a haber acumulado como la vez anterior eso regresó muy fuerte.
      Pero esta vez decidí recurrir a algo de lo que ya tenía noción. Y es la programación neurolinguística (PNL) a dos meses de aplicarla de forma disciplinada, la desrealización ha desaparecido y queda muy poco de la sensación de despersonalización. Solo puedo decir que concuerdo Completamente con un experto en ésto: "Nada tiene ningún poder sobre mí a no ser el que yo le concedo mediante mis pensamientos conscientes.
      ~Anthpny Robbins


      Si te interesa en qué han consistido los ejercicios,mi correo es :lizzyameri59@hotmail.com

      Eliminar
  27. Hola chicos, que lindo leerlos, bah en realidad nose, es una realidad que nos atormenta, es nuestra realidad separada del mundo, que no sabes si sos vos quien esta escribiendo o estan escribiendo por vos. Es muy difícil no pensar en eso, y no saber si es un sueño o la realidad, y cuando volveras, estoy pasando por esto y por momentos me desespero mucho, pero por otro me parece que es un freno para descubrir quien realmente queremos ser, que es lo que realmente queremos!!! Asi que arriba ese animo!!!!!! Un beso grande!!!

    ResponderEliminar
  28. muy valiosa información ....en oriente se matan meditando para desrealizarse y le llaman nirvana...algunos de desrealizan naturalmente y son iniciados en occidente a los inciados los envian al siquiatra y le dan sertralina

    ResponderEliminar